Bossòst

Candidatura

candidatura

Advertisements
Bossòst

Mejoras urbanas

IMG_20150417_1254550El Ayuntamiento de Bossòst, a través de su Brigada de Obras y Servicios y de una empresa contratada, ha llevado a cabo, en las últimas semanas, diversas actuaciones de mejoras urbanas, entre las que destacan los trabajos de reposición de aceras en la zona del eje comercial, al entorno del paseo de Eth Grauèr, así como la ornamentación floral en distintos puntos del espacio público y la pavimentación de tramos urbanos en las calles Piedad, Arnan y Pasaje de Piedad.

Hoy también se ha reparado la barandilla de madera del parque infantil de la plaza de Piedad, que completan los trabajos de mantenimiento realizados en su zona recreativa. Asimismo, el Ayuntamiento prevé continuar con estas labores en otras zonas del municipio, así como intensificar las tareas de limpieza con la máquina barredora recientemente reparada, después de unas semanas sin funcionar por una avería en el motor.

(COMUNICADO DEL AYUNTAMIENTO DE BOSSÒST)

Bossòst

Per un pòble e ua politica de uelhs e còr dubèrts

Bona tarde a toti e totes. Bona tarde alcalde, Paco, Àngel, Miquel. Gràcies ath Centre Sociau de Jubilats per deishar-mos aguest espaci.

Se aué sò ací ei pera entrega e era generositat der alcalde Paco Rodríguez Miranda. Tà jo tostemp serà er alcalde. Com sabetz, se Paco se caracterize per quauquarren ei pera sua abnegacion, peth sòn compromís ample e desinteressat, qu’a portat Bossòst a ua mielhora e ua transformacion inimaginables hè uns ans.

Paco, contigo se encarnó la ilusión y la esperanza por un pueblo digno y confiado en él mismo. Como en tus maratones, tu has representado el esfuerzo, la lucha y la insistencia por conseguir lo que Bossòst necesitaba en cada momento: un nuevo puente, por ejemplo, que ha resistido una tremenda riada y ha demostrado con creces su necesaria construcción para garantizar la comunicación y la seguridad de la población.

También has sabido crear equipo, confiar en los demás, acercarte a los problemas e inquietudes de la gente. Te has implicado como nadie. Preocupándote. Alegrándote. Nunca sabremos agradecértelo suficientemente. De ti hemos aprendido un valor poco traído en la política: la bondad. Sí, se puede hacer política con bondad, que no hay que confundir con ingenuidad. ¿Cómo, si no, podemos trabajar por el bien de un pueblo, por una comunidad y una sociedad sanos y justos, no corrompidos ni egoístas, si no es con bondad? Sólo así, estamos en disposición de adivinar, al menos intuir, lo que le aqueja al otro. Ésta es una política de ojos y corazón abiertos. Cuando la política no se practica con bondad, se convierte en un frío cálculo que busca el poder por el poder, cruel con el adversario, indiferente al sufrimiento ajeno. Y la indiferencia es la negación de la política.

Paco, Bossòst ha sido y es tu pasión. Y desde esta pasión, desde esta ilusión y esperanza, tomo tu testigo para encarar los próximos años al frente de la alcaldía, si así lo deciden los vecinos. Por dos motivos esenciales: 1) porque me apasiona la ardua tarea de servir a los demás y de promover el bien común, en la medida de mis capacidades; y 2) porque creo en el enorme potencial (económico, social y cultural) de Bossòst, al que quiero darle un nuevo impulso, de la mano de todos vosotros.

Bossòst no es cosa de uno ni de dos. Tras un tiempo de reflexión con amigos, familiares y compañeros (pienso en especial en María Angeles, Luisita, Álex, Miguel, Conchita y tantos otros que tampoco quiero comprometer aquí), he decidido dar el paso: porque sé que no estoy solo, no sólo por el equipo que habrá que formar a partir de hoy, sino por toda la gente que ya está implicándose cada día por nuestros niños, por nuestros jóvenes (desde el fútbol, la comisión de fiestas…), por la economía local desde sus negocios y comercios, por la gente mayor en este Centro.

Es verdad que a los 30 años de edad, uno se plantea su inmediato porvenir personal y ya sabéis que me rondan otras inquietudes, como el periodismo, la filosofía, incluso la teología, qué sé yo… También sabéis como soy, para bien y para mal, pero no puedo abstraerme de mi condición de hijo de Bossòst, enraizado en nuestro Valle de Aran, y abierto al compromiso y a trabajar colectivamente con gente cuanto más diversa mejor. Sabéis dónde podéis econtrarme para la escucha, el encuentro y resolver, si es el caso, aquello que esté en mis manos. Por eso, os anuncio que estoy abierto a elaborar una lista plural, trabajadora y representativa del pueblo.

La vida (o Dios, como díriamos los creyentes) te va llevando por sendas que ni te imaginas, y debo reconocer que, hace unos años, poco podía pensar que un día como hoy estaría aquí, y de hacer esta presentación ante cuatro de mis referentes políticos: Paco, nuestro alcalde; Paco, nuestro síndico, el único capaz de darle también un nuevo impulso a Aran desde un proyecto ilusionante y modernizador, alejado de la inercia y la resignación que estamos viviendo ahora; Àngel, alcalde de Lleida, el vivo ejemplo de cómo es posible la mejora y la transformación de una ciudad con un proyecto claro y sólido; y Miquel, un apasionado del socialismo y de la política como forma de emancipación, una de las mentes mejor amuebladas de la política catalana, que tanto escasean en la actual coyuntura. Miquel i Àngel, gràcies per venir i estar avui entre nosaltres. Compteu amb els amics i les amigues de Bossòst i la Vall d’Aran a favor d’una Catalunya més justa i pròspera, respectuosa amb la identitat aranesa i amb la identitat diversa i plural d’ambdós pobles.

Como dice el filósofo (Heidegger, comentando la filosofía de Leibniz, con perdón), “el impulso es el estímulo que, precisamente por su naturaleza, es estimulado por sí mismo”. Esto quiere decir que el impulso “está ya siempre desencanedado, pero de un modo tal que está todavía cargado, tenso”. El impulso que queremos darle a Bossòst no parte de la nada ni de nada externo, sino que viene de propio: de las propias fuerzas, de la propia experiencia, del bagaje compartido. Mi paso primero por el gabinete del Conseller d’Agricultura, luego por el gabinete del síndic Paco Boya y estos últimos años en el Ayuntamiento como teniente de alcalde, son hoy mi estímulo, mi fuerza, que generan este impulso nuevo por Bossòst.

Han sido 4 años ciertamente difíciles, como nos recordaba Paco. Pero a pesar de las dificultades, hemos alcanzado metas que parecían imposibles: ¿Quién nos iba a decir que con los recortes presupuestarios actuales pudiéramos obtener 646.000 euros para financiar el proyecto Bossòst, las rutas protectoras, que elaboramos en verano de 2012, y que nos está permitiendo desarrollar las obras de calle Mayor, plaza de la Iglesia, calle de la Iglesia, y luego calle Sant Ròc, entorno de las ermitas de Piedad y San Fabián, reforma de la Oficina de Turismo, con la señalización de estas rutas culturales y turísticas en torno a las ermitas que dan identidad a nuestro pueblo, convirtiendo a Bossòst en el único y primer municipio aranés en obtener esta ayuda de la UE a través del programa Viure al Poble Més de la Generalitat? O que, al final, después de tantas incomprensiones y vicisitudes, nuestra iglesia románica haya sido reconocida como merece a través de su declaración como Bien Cultural de Interés Nacional, como celebrábamos el sábado pasado. O que, después de tanto insistir, nos aceptaran una bajada del IBI y plusvalías, de aplicación para este año, y que, con esfuerzo y restricciones, como Paco bien sabe, el Ayuntamiento se encuentre hoy en situación de solvencia financiera, con una economía saneada, con 0 deudas y un superávit de más de 500.000 euros para garantizar un Bossòst mejor en el futuro próximo. O que probáramos suerte también con otra subvención, de Gestión Forestal Sostenible, y que nos ha permitido reabrir la pista forestal de Margalida, con mejoras pendientes en nuevas fases, aunque también nos encontramos con reticencias y hasta malas caras. Paco, coma sindic de toti, te demanam un Conselh Generau ath servici de tota era Val d’Aran, un Conselh que collabòre damb toti es municipis, siguen deth color que siguen, e non pas un Conselh d’esquies as ajuntaments e as nòsti pòbles e vesins.

Ara fin, se tracte d’aquerò: de víuer eth pòble, de víuer Bossòst e en Bossòst, dera forma mès digna possibla, a compdar dera libertat de cadun, dera igualtat entre toti e era fraternitat que mos amasse, que vò díder solidaritat e responsabilitat d’es uns damb es auti. Non voi hèr pòble sonque entàs auti, senon que voi hèr pòble damb es auti. Voi hèr pòble damb vosati.

Demoren fòrça causes per hèr, fòrça d’eres dejà començades. Demore fòrça pòble per víuer. Vos propòsi que caminem amassa, que campem tath futur, que ja ei ací. Damb vosati, voi revitalizar era economia locau e contribuir, ena mesura des nòstes possibiliats, ara prosperitat de totes es famílies. Damb vosati, voi priorizar servicis basics coma er aigua, que mos cau acabar de melhorar encara. Damb vosati, voi completar era regeneracion urbana deth pòble, sustot d’airaus d’interès coma eth Cap dera Vila, que mos cau potenciar. Damb vosati, voi melhorar eth dia a dia d’ençà deth servici a toti e totes, sense distincions.

Damb vosati, voi hèr possibla ua politica de uelhs e còr dubèrts; voi un Bossòst de uelhs e còr dubèrts: un politica de conviuença, d’acuelhuda, de compassion, tanben d’alegria, se pòt èster, que survelhe, qu’ei atenta e dresvelhada. Contra era trista resignacion, m’estimi mès aguest nau e erós impuls per un pòble inquiet, dinamic, damb tres esses: senzilh, sensible e solidari, que se botge damb naues energies, que sap véncer es fòrces dera apatia a favor dera comprometuda empatia. Un pòble, Bossòst, qu’ei pura vida, estimul de trobada e lòc entara esperança.

Fòrça gràcies a toti!

(Discurs de presentacion dera candidatura ara alcaldia de Bossòst, en Centre Sociau de Jubilats, eth 26 de hereuèr de 2015)

Bossòst

« Nada puede separarnos del amor de Jesús ». Carta a Mn. Luis Eduardo Salinas

Mossen, amic Luis Eduard, credem parlar en nòm de toti, deth conselh parroquiau, dera corau, des catequistes, des mainatges e mainades que t’an acompanhat ena Eucaristia, des pairs e mairs, de totes es famílies, dera Associacion de Setmana Santa, der Ajuntament, de toti es qu’an prenut part des celebracions, d’ua forma o ua auta, des que t’an demanat conselh e ajuda, de toti as qu’as acompanhat enes moments d’alegria e tanben de tristesa, de toti es membres d’aguesta comunautat parroquiau en Jesucrist, se te didem que ja auem nostàlgia de tu, que ja trobam a mancar eth tòn servici, era tua entrega, eth tòn ministèri entre nosati, en aguest darrèr dimenge en qué celèbres missa ena glèisa de Santa Maria dera Purificacion, de moment, mentre agarres ja lèu eth camin de cap tara parròquia de La Massana, en Andòrra, damb es nòsti desirs de gòi e esperança.

Mossen, amic Lluís Eduard, serveixin aquestes paraules a mode de públic reconeixement i gratitud immensa per la vostra tasca i el vostre testimoniatge, perquè hem tingut una gran alegria entre nosaltres en ser servits per un prevere proper, senzill, afable, comprensiu, tranquil, reconciliador; per un “servidor de Crist i administrador dels misteris de Déu”, com diu Pau; per tot un pastor dels que, de veritat, fa olor a ovella, com li agrada demanar el Sant Pare a tots els sacerdots. Amic de tots, amb tots i per tots, sense demanar, com tampoc ho fa Jesús, d’on vens ni de qui ets, perquè tots som convidats a quelcom que ens sobrepassa i ens fa sortir de nosaltres mateixos, com a fills i filles de Déu i, per tant, com a germans entre nosaltres.

Mosén, amigo Luis Eduardo, gracias por acercarnos y ayudarnos a reconocer, con tu vida, con tu amistad, a través de tus homilías, de tus palabras llenas de Espíritu, al Dios de amor, perdón, acogida y misericordia que siempre llama a nuestra puerta. Eres fiel cumplidor del magisterio del Papa Francisco, que en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium nos recomienda: “La Iglesia tiene que ser el lugar de misericordia gratuita, donde todo el mundo pueda sentirse acogido, amado, perdonado y alentado a vivir según la vida buena del Evangelio”. Para González Faus, que fue profesor tuyo, el verdadero sacerdote es misericordioso y digno de fe. Así lo explica: misericordioso porque el sacerdocio “es un ministerio de solidaridad”. Además “digno de fe”, porque podemos fiarnos de él; porque, mosén, hemos podido tener confianza en ti, y mantenido así nuestra esperanza.

Con tu carisma, con tu predicación sin proselitismos, como quiere el Papa, con tu valiosa preparación, que nos ayuda a ejercitarnos en el “discernimiento evangélico” y comprender la dimensión social de la Buena Nueva, como conocedor eminente, en la Diócesis, de la Doctrina Social de la Iglesia, el anuncio del Evangelio, el anuncio del Reino, revelado a los sencillos (como dicen Mateo y Lucas), se torna impulso vital hacia esta misericordia divina.

Como quiera que, con la armonía y el dinamismo del Espíritu, el Pueblo de Dios es uno con diversos rostros y culturas, has sabido respetar e incluso admirar nuestra cultura, nuestra lengua propia (el aranés), nuestras tradiciones, entre las que destacan, por ejemplo, las procesiones de Semana Santa y una religiosidad popular arraigada en los santos a los que Bossòst, bajo la protección maternal de Nuestra Señora de la Purificación, se encomienda y cuida en sus ermitas. Como Sant Ròc, nuestro patrón, del que nos remarcabas, en nuestras Fiestas, su desprendimiento de las riquezas y su hermanamiento total y absoluto con los pobres de la tierra. O como San Juan Crisóstomo, Padre de la Iglesia, que has estudiado en tu tesina sobre El destino universal de los bienes en la ‘Gaudium et Spes’. Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual, por la Pontificia Universidad Lateranense, en 2009.

Son testimonios de la solidaridad de Dios con los hombres y mujeres de todos los tiempos, en nuestra condición sufriente. ¿Cuántas veces te hemos preguntado por el mal, por el porqué de tanto sufrimiento? En seguida, nos insinuabas que, desde lo íntimo de cada persona, incluso desde una legítima protesta, como la rebeldía de Job, que tanto nos recomendabas leer, nace también el anhelo por que el mal no tenga la última palabra, porque sólo Dios, Padre de amor y justicia, puede salvarnos.

Mosén, amigo Luis Eduardo, has tocado nuestro corazón porque has ido a lo esencial del anuncio evangélico: el amor, la misericordia infinita de Dios. Hace pocos días, viajando a tu nueva parroquia, reflexionábamos en torno a la Carta a los Romanos, admirable testimonio teológico. En ella, Pablo nos invita a una nueva vida en Cristo, buscando con afán lo que contribuye a la paz y a la convivencia mutua, porque al darnos el Espíritu Santo, Dios nos ha inundado con su amor el corazón, porque el amor al prójimo constituye la plenitud de la ley, porque, siguiendo la Primera Carta de Juan, “quien permanece en el amor, permanece en Dios y Dios permanece en él”.

Mosén, si tu nueva parroquia necesitara una carta de recomendación le comunicaríamos que tú mismo eres esa carta, parafraseando la Segunda Carta a los Corintios. La llevas escrita en el corazón y todos podemos conocerla y leerla: “una carta escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en frías tablas de piedra, sino en las páginas palpitantes del corazón”.

¿Qué añadir a todo esto?, pregunta el mismo Pablo a los Romanos. Él responde: Dios, que nos ha amado, nos hace salir victoriosos de todas estas pruebas, porque nada será capaz de arrebatarnos este amor que Dios nos tiene en Jesucristo. Mosén, ésta es nuestra alegría perenne y segura: Nada puede separarnos del amor de Jesús. Eso es lo que importa. Eso es lo que nos une. Siempre, de ahora en adelante. Y, porque, en fin, tampoco te vas tan lejos, convencidos de que nos reencontraremos, de que iremos a verte y tú a nosotros.

Mientras tanto, sólo te pedimos una cosa: que reces por nosotros. Nosotros lo haremos por ti, unidos en la fe, la esperanza y la caridad, para que el Dios del amor te bendiga y Nuestra Señora de la Purificación, acompañada por nuestro patrón Sant Ròc y todos los santos de Bossòst, te proteja y cuide como sólo una madre sabe hacerlo.

Siempre contigo,

La Comunidad Parroquial de Santa María de la Purificación

En Bossòst, a 31 de agosto de 2014