Filosofar, sr. Wert

Filosofar, ¿para qué? Pero no es ésa la cuestión, pues entonces habría que preguntarse para qué existir: y ya existimos. Por lo pronto, uno tiene que habérselas con algo que se escapa y nos envuelve: se acerca y se aleja, a un mismo tiempo. Mientras tanto, el esfuerzo intelectual lleva a aclararse uno mismo (subjetividad ilustrada), a dar cuenta de sí y de la realidad (conocimiento teórico) y, sobre todo, a tomarse en serio a la humanidad (racionalidad práctica), puesto que filosofar es lo más propio de nuestro ser-humano. Señor Wert, prohibir la filosofía es negar la existencia, o sea: la barbarie.

Advertisements

Daissar una responsa

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s