¡Hagan lío!: La revolución de Francisco

Un Papa que no juzga a los gais, defiende una teología de la mujer, apuesta por la laicidad del Estado, pide cambios en la Iglesia y clama contra la exclusión social. Éste es el papa Francisco, un « callejero de la fe », obispo de los pobres y los excluidos, el pastor que huele a oveja y sale al encuentro de su rebaño, pasto de la « globalización de la indiferencia », de la « cultura del descarte » y del « clericalismo » autorreferencial, acurrucado en « cobertizos de ideologizaciones o en pertenencias parciales y limitadas », como ha dicho de la Iglesia latinoamericana, aunque aplicable también a muchas de nuestras comunidades.

¡Cuántos cristianos de base le esperábamos sin conocerlo! De ahí nuestro entusiasmo, que no queremos enfriar, porque Jesús es nuestro centro, como recuerda Bergoglio a los jesuitas con los que celebró misa el día de San Ignacio. A muchos nos pasa que, en efecto, « no podemos seguir a Cristo sino en la Iglesia y con la Iglesia », pueblo de Dios, comunidad de fe viva, a pesar, eso sí, de actitudes y jerarquías que en ocasiones se muestran muy poco evangélicas. Pero, al fin, como suele decirse, todos (comunidad de creyentes) somos Iglesia.

Su viaje apostólico a Río de Janeiro (a la « periferia »), con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, ha sido revelador, como cabía esperar. Sus mensajes son claros y precisos, a la vez que profundos e interpelantes, porque, en continuidad con la vieja tradición cristiana, pone el acento en cuestiones que, últimamente, la Iglesia había descuidado o cuidado muy mal. Jesús también se expresaba con lenguaje sencillo para el cometido al que todos los cristianos estamos llamados: la fraternidad universal. Aquí radica la dimensión que este Papa ha querido darle a su viaje y parece que también a todo su pontificado, empezando por la cruzada necesaria a favor de la igualdad como hermanos que somos al compartir la condición filial para con Dios Padre/Madre (como proclamaba el Evangelio del domingo pasado) y, por tanto, contra la exclusión (« ¡no se dejen excluir! »), con especial atención a los jóvenes y los ancianos.

Francisco ha aseverado que « un pueblo tiene futuro si cuenta con los jóvenes y los ancianos », lamentando el elevado desempleo que padece la juventud por causa de este capitalismo neoliberal que favorece la « cultura del descarte ». Este sistema « se ha pasado de rosca » por su culto al dios Dinero, insiste ante los jóvenes argentinos en un memorable discurso que hemos enlazado encima. Y repite en su cuenta de Twitter« La altura de una sociedad se mide en el trato que da a los más necesitados, a quienes no tienen más que su pobreza ». Para él, la opción cristiana se resume en un eje programático esencial (o « programa de acción »): « las Bienaventuranzas y Mateo, 25 », es decir, caridad y esperanza en el Reinado de Dios (meollo del proyecto de Jesús) para los que no tienen ni una ni otra, porque después de todo seremos juzgados según nuestro trato para con ellos. San Gregorio Nacianceno (s. IV) lo resume muy gráficamente: « Fueron condenados porque no cuidaron a Cristo en la persona de los pobres ».

Por eso, el Papa nos incita a armar jaleo o, en expresión suya, « hacer lío », para que la Iglesia salga afuera, a la calle, porque la fe es revolucionaria y la Cruz un escándalo. ¿Qué mayor escándalo puede haber que el de un Dios hecho hombre (« uno de nosotros »), además pobre y, para más INRI, asesinado como un delincuente callejero? ¿En qué cabeza cabe? ¿Estos cristianos se han vuelto locos adorando a un Dios crucificado? « ¡Hagan lío! ». Claro, no otra cosa podemos hacer, si profesamos nuestra fe en Cristo, pues Jesús la lió y ¡cómo! Francisco no es quizá un revolucionario, pero confía absolutamente en la revolución de la fe, de donde brota la justicia definitiva para las víctimas y los humillados de la historia.

Advertisements

One thought on “¡Hagan lío!: La revolución de Francisco

Daissar una responsa

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s